Emociones Limitantes

Comparte esta historia
emociones limitantes

Un hombre viejo, aburrido de andar por el mundo en búsqueda de aventuras emprende el camino de vuelta a su casa. El deseo de volver es tan importante que a pesar de sus años camina noche y día sin cesar. 

El cansancio empieza a mermar sus fuerzas y la idea de no poder lograr el ansiado regreso ronda por su cabeza. Por primera vez, siente un gran temor de no volver a ver los suyos. Con las pocas fuerzas que le queda, mas exhausto por el miedo que por el caminar, sigue avanzando. A medida que se va acercando a su pueblo, el terror de no llegar se va haciendo mayor y este pensamiento lo atormenta.

A solo un día a pie de su pueblo cae desfallecido a la orilla del camino víctima del miedo y cansancio. En ese momento ve llegar un joven por el camino y este le pregunta

– Anciano, ¿Necesitas ayuda?

A lo que el anciano le responde

– Quiero llegar a mi pueblo, pero ya no me quedan fuerzas, me temo que no voy a lograrlo.

El joven se apiada de él, le propone alzarlo y llevarlo hasta su pueblo. El viejo acepta la propuesta de inmediato. Comienzan el camino, el joven cargando el anciano, pero a medida que van acercándose al pueblo, el viejo siente aun más miedo y empieza a apretar fuertemente el cuello del joven.

Este le pide desesperadamente que deje de hacerlo, pero el viejo víctima de su angustia no lo escucha y lo aprieta con mayor fuerza. Al cabo de unos minutos, joven y viejo se encuentran tendidos en el camino. Mientras el joven está desorientado intentando entender lo que ocurrió, el viejo con sus ojos mirando al cielo piensa, qué razón tuve en sentir miedo, ya que no podré lograrlo …………. 

Cuántas veces en nuestras vidas las emociones no bien gestionadas influencian nuestros comportamientos y nos limitan a lograr los que deseamos. La tarea de gobernar nuestras emociones no es sencilla, pero es imprescindible para potenciar nuestro comportamiento hacia el logro de los objetivos que nos trazamos. En un proceso de coaching, el coach acompaña a su coachee a identificar, aceptar, expresar y gestionar las emociones para ponerlas a servicio de sus objetivos.

Ricardo Zamponi

Historias Relacionadas : El Foso de las Ranas

Comparte esta historia

About the Author: Ricardo Zamponi

COACH PERSONAL Y EJECUTIVO MBTI PRACTITIONER
Coach entusiasta , apasionado por el desarrollo de las personas y la formación de equipos de alto rendimiento.

11 Comments

  1. Responder Diego

    Muy buena metáfora, Ricardo. Siempre has tenido la capacidad de observación y la claridad para comunicar al servicio del desarrollo de las personas.

    • Responder Mariana Wickmann

      Nunca tan oportuno este cuento. Son épocas de trabajar con las emociones que nos incapacitan.
      Me encantó.

  2. Responder Inés

    Muy interesante. Cuantas veces las emociones como el miedo se apoderan de nosotros sacándonos fuerzas para llevar a acabo nuestras metas! Dejarlas de lado y avanzar resulta ser un trabajo complicado pero que vale la pena y mucho!

  3. Responder Haydee

    Gran compañia esta lectura. Fortalece la conviccion de la relacion cerebro corazon. Gracias Ricardo. ABRAZO

  4. Responder María Cecilia Puppo

    Muy buen relato Ricardo! Enseña ha ser positivo, para ayudarnos y ayudar al resto. Gracias!

  5. Pingback: Emociones no gestionadas | Alianza DPS

  6. Pingback: Tú Gobiernas tu Mente - Cuentista - Cuentos para Pensar

  7. Pingback: Acuérdate de soltar el vaso! - Cuentista - Cuentos para Pensar

  8. Pingback: Creencias que nos Limitan - Alcanzar tu potencial | Alianza DPS

  9. Pingback: Ni tú ni yo Somos los Mismos : Rencor - Cuentista - Cuentos para Pensar

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.