Reinventarse

Comparte esta historia

Era una típica mañana, similar a la de los últimos 30 años. Juan se despertó a las seis, breve conversación con Emma, café con leche y una rápida lectura del diario. Llegó a la fábrica como lo había hecho toda la vida. Saludó al portero y se dirigió a su puesto de trabajo previo paso por los vestuarios.

Estaba tranquilo, disfrutando de su segundo hogar que comparte con su otra compañera de vida, la envasadora vertical de 1960. A media mañana, su supervisor le comunicó que tenía que ver a María de personal. Juan se rascó la cabeza y se dirigió gesticulando con sus brazos a dicha oficina.

 María, una señorita muy joven, sin preámbulos le explicó que reemplazarían la envasadora de 1960 por una de última generación. Dada su edad, la empresa había decidido pagarle el sueldo correspondiente a los próximos meses hasta que alcance la edad para jubilarse. Juan no comprendía lo que le decían, y le pidió que se lo vuelvan explicar una y otra vez. 

De repente, se dio cuenta que estaba frente a su casa sin recordar como había llegado hasta allí. Emma lo vio entrar y sentarse en el jardín como esos autómatas de las películas.  Ella le preguntó insistentemente que estaba ocurriendo, pero lo único que salía de su boca era  ¡Que voy a hacer ahora!, ¿por qué me pasa esto a mi?

Reflexión

En este breve relato podemos percibir como Juan, quien ha dedicado su vida a el hogar y el trabajo, le cuesta aceptar el hecho de jubilarse. El ha tenido los mismos comportamientos durante muchísimos años, es su zona de confort, y se resiste a cambiar. Muchas veces hay cambios en nuestras vidas, una separación, mudarnos, nuevo trabajo o profesión, pérdida de algún familiar, cuarentena, etc, que nos empujan fuera de nuestra zona de confort y no somos resilientes para afrontarlo. 

¿Estoy preparado para cambiar mis comportamientos si ya no son los adecuados para afrontar la vida?, es decir ¿podré reinventarme y adaptarme a las nuevas circunstancias? 

Ricardo Zamponi

Algunas preguntas útiles

¿Cómo debo comportarme ante esta nueva realidad? ¿Qué comportamientos llevo a cabo hoy?   ¿Qué deberías dejar de hacer hoy mismo? ¿Qué seguirías haciendo? Qué empezarías a hacer ya?

Comparte esta historia

About the Author: Ricardo Zamponi

COACH PERSONAL Y EJECUTIVO MBTI PRACTITIONER
Coach entusiasta , apasionado por el desarrollo de las personas y la formación de equipos de alto rendimiento.

6 Comments

  1. Responder Alberto

    No es fácil cuando estuviste muchos años haciendo lo mismo en un trabajo rutinario. Distinto es cuando tuviste distintos tipos de trabajo durante tu carrera laboral. Es más fácil adaptarse a lo que viene.

  2. Responder Monserrat

    Sin dudas lo que le ocurrió a Juan es una situación difícil, pero no por eso debería frustrarse. Continuamente el entorno y el contexto están cambiando, y por eso es que hay que tener una actitud proactiva y estar dispuestos a reinventarnos.
    Muy buena reflexión, sobre todo para los tiempos en que vivimos.
    Gracias Ricardo!

  3. Responder Jorge+Pose

    Muy inteligente el artículo, Ricardo. Aquellos que nos hemos jubilado hace poco tiempo reflexionamos continuamente sobre este tema y es tal como lo planteas.

  4. Responder Carlos

    Como le pasa a Juan, cada uno de tus publicaciones representa un desafío para salir de la zona de confort de nuestros pensamientos. Esta vez me lleva a preguntarme ¿por qué nos cuesta tanto el cambio?. A algunos nos toma más que a otros aceptar que somos quienes somos y cuando lo logramos, paf!, el cachetazo del cambio. Reinventarse, volver a crear algo nuevo, inexistente hasta el momento, conceptualmente convertirse en otro. Creo que esto es a lo que tememos. El Otro, el distinto al Yo. Ese que piensa y hace diferente, ahora somos ese Él. Aquel desconocido que tememos. Pero no por mucho tiempo, lo único constante parece ser el cambio, por lo que no deberíamos temer a este proceso y pensarlo más bien, como una estación más de un tren con un largo recorrido.

  5. Responder Claudia Sambartolomeo

    Me falta poco para jubilarme ,trataré de tomar esta etapa de la vida de la mejor manera,no como Juan,tratando de buscarle el lado bueno y disfrutar del cambio

  6. Pingback: El dinero en el bolsillo - Cuentista.es

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.