La voz del ego

Comparte esta historia

El malabarista de la virgen

Llegó la ví­spera de la Navidad y, justamente ese dí­a, se obró en la abadia de Melk un milagro muy especial: Nuestra Señora, llevando al Niño Jesús en brazos, decidió bajar a la Tierra para visitar el monasterio.

Sin poder disimular su orgullo, todos los religiosos hicieron una gran fila, y cada uno de ellos se iba postrando ante la Virgen, procurando homenajear a la Madre y al Niño. Uno de ellos les mostró las bellas pinturas que decoraban el local, otro les llevó un ejemplar de una Biblia que habí­a requerido cien años de trabajo para ser manuscrita e ilustrada, y un tercero recitó de corrido el nombre de todos los santos.

Al final de la fila, el joven Buckhard aguardaba ansioso. Sus padres eran personas simples, y sólo le habí­an enseñado a lanzar bolas a lo alto para hacer con ellas algunos malabares.

Cuando le tocó el turno, los otros religiosos querí­an poner fin a los homenajes, pues el antiguo malabarista no tení­a nada importante que decir, y podrí­a dañar la imagen del convento. Sin embargo, también él sentí­a en lo más hondo una fuerte necesidad de ofrecerles a Jesús y a la Virgen algo de sí­ mismo.

Avergonzado, sintiendo la mirada recriminatoria de sus hermanos, se sacó algunas naranjas de los bolsillos y comenzó a arrojarlas hacia arriba para atraparlas a continuación, creando un bonito cí­rculo en el aire, al igual que solí­a hacer cuando él y su familia caminaban por las ferias de la región.

Fue sólo entonces cuando el Niño Jesús empezó a aplaudir de alegrí­a en el regazo de Nuestra Señora. Y fue sólo a este muchacho a quien la Virgen Marí­a le extendió los brazos y le permitió sostener durante un tiempo al Niño, que no dejaba de sonreí­r.

inspirado en una leyenda medieval

Paulo Coelho

Que difícil se nos puede hacer la vida manteniendo el peso de nuestro Ego. Que importante se hace acallar su voz

Reflexión

¿Porqué los monjes no querían que el joven Buckhard homenajeara al niño? 

Ellos con sus pensamientos condicionados por su pasado, crianza, cultura y familia determinaron que el antiguo malabarista no tení­a nada importante que ofrecer y que podrí­a dañar la imagen del convento. Muchas veces, como los monjes, la voz de nuestro ego hace creernos dueños de la mejor interpretación de la realidad. El ego siempre confunde las opiniones y punto de vistas con los hechos, siendo un verdadero maestro de la percepción selectiva y las interpretaciones distorsionadas. Este busca criticar a otros para sentirse superior y fortalecerse.

Deberíamos ser conscientes de que nuestro ego es solamente un cúmulo de pensamientos y que muchas veces nos lleva a comportamientos limitantes.  Reflexionar y ampliar nuestra visión en búsqueda de nuevas formas de interpretar la realidad nos permite acallar la voz de nuestro ego.Esto lo podemos llevar a cabo solos o con el acompañamiento de un coach, quien nos puede proveer de las herramientas que necesitamos para dicho proceso.

Ricardo Zamponi

Escucha un Cuento

Cuentos para reflexionar

Comparte esta historia

About the Author: Ricardo Zamponi

COACH PERSONAL Y EJECUTIVO MBTI PRACTITIONER
Coach entusiasta , apasionado por el desarrollo de las personas y la formación de equipos de alto rendimiento.

19 Comments

  1. Responder Nicolas Jaramillo

    Aveces es determinante mirar un punto más de lo que nuestra nariz puede llegar ya que es solo ese momento en el que podemos dejar pensamientos egocentristas a un lado para así alcanzar ese punto de madurez o interpretación que necesitamos. Como siempre cada semana un aprendizaje y un choque de realidad.

    • Responder Alberto

      Es muy común en las conversaciones de temas políticos querer imponer nuestra visión, que está condicionada por nuestro pasado y cultura. Muchas veces busco y trato de dar solución a un problema que es prácticamente imposible de resolver. Y es, como hacer un mundo en el cual todos estemos bien. Dado que conocí mucha gente gracias a Dios y con pensamientos de lo más diversos, considero que es una utopía creer que todos vamos a estar bien. Por lo menos en esta vida.

  2. Responder Claudia Sambartolomeo

    Muy bueno!!!me encantó !!!!nos enseña que hay que ser más humilde y que siempre hay personas mejores que uno mismo,y que muchas veces lo sencillo puede ser más interesante .

  3. Responder Isabel Escobar

    Para seguir reflexionando. Muy interesante Me impresiona cuántos pensamientos limitantes hay sin ser conscientes de ello

  4. Responder Pablo Z

    Muy lindo historia Ricardo. Cuantas veces nos cerramos y limitamos a un mundo de nuevas oportunidades por esta vocecita llamada ego…
    Gracias por compartir la historia!

  5. Responder Inés

    Muy bueno!! Es muy real como el ego limita nuestro accionar, llevándonos por caminos ya conocidos. Muy interesante tener herramientas para acallar el ego y ampliar de esta manera nuestros horizontes

  6. Responder Ana

    Hermoso y conmovedor relato y la imagen que lo acompaña (qué realmente vale más que mil palabras). Me quedo con la magnífica definición del ego: maestro de la percepción selectiva y las interpretaciones distorsionadas…y vaya peligroso y obstinado maestro! Gracias, una vez más, Ricardo!

  7. Responder Emiliano Bulacios

    El ego, la mirada del otro y la puesta en escena de muchas costumbres que a lo largo de los siglos se oficializaron vaya a saber uno porque, terminan destrozando la alegría de vivir de tanta gente, o lo intentan. Gracias Ricardo. Saludos

  8. Responder Carlos

    Gracias Richard por hacernos pensar una vez más. El ego, la bestia, el fuego. El fuego es voraz y cuanto más oxígeno tiene, más crece y lo devora todo. Sin embargo, el fuego también nos da el calor de la vida, el fuego es la pasión, movimiento y acción…Tal vez el problema sea cuando el ego da lugar a lo vano. Lo vano es lo falto de realidad o sustancia, lo hueco, lo vacío…la cáscara misma del ser humano.

    • Responder Ricardo Zamponi

      Carlos

      El ego cumple una función, forma parte del mecanismo desarrollado por nuestra mente para alejarnos del peligro. El problema es cuando toma el rol de conductor de toda nuestras acciones Y no en aquellas donde nuestra vida esta en juego. Al igual que tu metáfora del fuego, nos da cobijo, pero en exceso nos quema.

  9. Responder Maria

    Muy bueno. Se unen temas a los que hiciste referencia en otras historias: escuchar, desaprender y especialmente aquí darle el lugar a otros. Sí. Debemos estar atentos a estas cuestiones para mejorar nuestra vida y la de quienes nos rodean. Excelente.

  10. Responder Marta Bozhori

    Hermosa reflexión, nos demuestra claramente que este mundo es de todos y siempre hay lugar para uno más, y que tal vez el que aparenta a los ojos de la mayoría ser el menos valioso, en realidad lo es cuando cae en manos de un experto.

  11. Responder Teresa

    Gran reflexión de cómo las percepciones y estereotipos creados crean una falsa percepción de la realidad. Es importante mantener la apertura por la simplicidad y humildad para reflexionar y aprender bajo nuevas opiniones.

  12. Pingback: Reaccionar desde el Ego | Alianza DPS

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.