Sentirse Inferior

Comparte esta historia

Unicidad

Un hombre muy orgulloso, un guerrero, un samurái, vino a ver a un maestro zen. El samurái era famoso, bien conocido en todo el país. Pero mirando al maestro, mirando la belleza y la gracia del maestro, de repente se sintió inferior. Quizá había venido con el deseo inconsciente de probar su superioridad. 

   Dijo al Maestro:

-¿Por qué me siento inferior? Hace un momento todo estaba bien. Al entrar en tu patio, de repente me he sentido inferior. Nunca me había sentido así. Siento un temblor en las manos. Soy un guerrero, me he enfrentado a la muerte muchas veces y nunca he tenido miedo. ¿por qué siento este temor?

   – Espera – dijo el maestro, -Cuando todos se haya ido, te responderé.

La gente seguía viniendo a visitar al maestro, y el hombre se sentía cada vez más cansado. Al llegar la noche, la habitación se vacío y cuando ya no quedaba nadie, el samurái dijo

-¿Puedes responderme ahora?

-Vamos fuera- dijo el maestro.

Era una noche de luna llena, la luna estaba saliendo por el horizonte……, y el maestro dijo

-Mira estos dos árboles. Este árbol que se eleva hacia el cielo y este otro pequeño. Ambos han estado al lado de mi ventana durante años y nunca ha habido un problema. El árbol pequeño nunca ha dicho: ¨¿Por qué me siento inferior a ti?¨ al árbol grande, y nunca he escuchado un susurro.

– Porque no pueden compararse – dijo el samurái

-Entonces no hace falta que me preguntes ya conoces la respuesta – dijo el maestro.

Oráculo Osho de la transformación

Reflexión

Al igual que en la historia de los pensamientos del jardín del rey , alguien se siente acongojado por compararse con otro ser. Tal vez el samurái encuentra en la comparación una forma de aumentar su ego. No es consciente que sentirse inferior o superior es solo parte de la imagen mental que él crea de su realidad. Deberíamos comprender que la verdadera búsqueda es encontrar el potencial que tenemos en nuestro interior y no compararnos con el afuera. 

Identificar los comportamientos que nos limitan, en este caso el compararnos, nos da la oportunidad de trabajar sobre ellos y remplazarlo por hábitos potenciadores.

Si tuviera la oportunidad de estar frente al samurái me gustaría iniciar una charla preguntándole

¿Para que te comparas?

Ricardo Zamponi

Escucha un Cuento

Cuentos para reflexionar

Comparte esta historia

About the Author: Ricardo Zamponi

COACH PERSONAL Y EJECUTIVO MBTI PRACTITIONER
Coach entusiasta , apasionado por el desarrollo de las personas y la formación de equipos de alto rendimiento.

19 Comments

  1. Responder Cecilia

    Me gusto mucho!! La comparacion nos lleva a no poner foco en lo que realmente queremos, y no nos deja actuar con nuestros valores. Gracias por el articulo!!

    • Responder Gloria Santos

      Hermoso texto y excelente reflexión.
      Para que y porque te comparas ? , esa es la pregunta justamente. Hermoso te lleva a reflexionar sobre muchas actitudes equivocadas. GRACIAS RICARDO !!!!

  2. Responder Facundo

    En varias ocasiones de nuestras vidas nos medimos o evaluamos según la comparación con los demás. Tal vez lo más auténtico este en reconocer al propia esencia e intentar potenciarla.

    • Responder Alvaro

      La comparación con otro es un proceso natural, pero en si mismo creo es un error comparar 2 cosas únicas. Cada quien es irrepetible. Ademas que significa ser mejor ? Muy bueno todo lo escrito Richard ! Un abrazo

  3. Responder Mara

    Me encanto! Compararnos nos limita, estoy muy de acuerdo por reemplazarlos por hábitos potenciadores, identificar a nuestros maestros puede ser inspirador para alcanzar nuestro propio potencial. Gracias por compartir este cuento!

  4. Responder Ana

    La única comparación válida y superadora es con uno mismo. Lo que nos empequeñece es no poner todo nuestro potencial en lo que decidamos realizar. La comparación con otro nos limita o nos lleva a aumentar la carga del ego (como le ocurría al samurái hasta que llegó a lo del maestro). Gracias Ricardo!

    • Responder Monserrat

      Cuanta razón!!! No hay que mirar al de al lado si no que tratar de superarse a uno mismo día a día. Un coach nos puede ayudar a transitar ese camino. Hermoso cuento!

  5. Responder Alberto

    Muy bueno el ejemplo y también la reflexión. En particular el encontrar nuestros comportamientos que generan nuestras limitaciones, que ahí si viene bien comprarse para corregirlas. Muchas gracias por compartir esta narración.

  6. Responder Pablo Z

    La comparación esta siempre proyectada desde la carencia.. que nos falta? Que me sobra que la otra persona etc… no comparar, potenciarse va de la mano de la abundancia y de no tener pensamientos limitantes. Muy lindo Ricardo!

  7. Responder Ruben Santurian

    Generalmente la comparacion tiene su sesgo de discriminacion y denigracion, no hace falta rebajar al otro para subirse uno mismo, la propia superacion no crece al tener que menospreciar a los demas, al contrario, los valores de los otros, enriquecen los propios.
    Gracias por el aporte Ricardo.

  8. Responder Gerar Acuña

    Compararnos solo cuando nos sentimos inferiores es al menos reconocernos con menos resultados, imagen, potenciales o logros… pero así como el ejemplo de los árboles del maestro, entender que los dos, se nutren de la misma tierra. Y que sera de ayuda en el crecimiento tener un arbol alto de amigo para que nos vaya describiendo desde las ramas mas altas, lo hermoso del paisaje del bosque.

    • Responder Claudia Sambartolomeo

      Me gustó mucho!!!!!no es bueno compararnos con otra persona somos únicos!!!!si comparamos siempre habrá personas mejores y eso puede traer frustraciones o envidias Si nos podemos comparar con nosotros mismos, lo que fuimos y lo que somos, para ir superándonos .saludos amigo

  9. Responder Maria

    Es muy enriquecedor leer el cuento y las reflexiones. Nos invitan a estar mejor con nosotros mismos. Excelente.

  10. Responder Charly

    Hola Richard. Muchas vidas atrás, cuando se respiraba otro aire, cuando no había más expectativas que hacer lo que a cada cual le apasiona por honor y fidelidad a uno mismo. Fue cuando tomábamos de ese matazo gigante que solías tener en tu escritorio. El mate de las decisiones y la sabiduría. Tan guaso era ese mate que tenía una sillita a su medida para que descansara entre charla y charla. En esa época ya eras coach aunque la empresa te llamaba Director. Y fue un día, entre charlas y “fidbackes” que me dijiste: “lo perfecto es enemigo de lo posible”. Tal vez este Samurai buscaba la perfección y se dio cuenta mirándose en el espejo del Maestro que tal cosa es inalcanzable. Ya no hay Samurais, sólo algunos “Ronin” deambulado como fantasmas por la faz de la tierra.

  11. Responder María Alicia

    Hola Ricardo. Considero que es un gran aprendizaje y una práctica diaria, el poder identificar y dejar atrás una a una esas “creencias limitantes”, que todas las personas llevamos, y muchas veces tan arraigadas. Creernos inferiores ante una comparación que en verdad carece de sentido es, sin duda, una de ellas. Gracias por tus interesantes reflexiones. Muchos saludos!

  12. Responder Teresa

    Excelente artículo para destacar cómo el ser humano tiende a compararse con otros identificando posibles debilidades en vez de ver cuáles son sus cualidades y fortalezas. Este artículo también nos recuerda que cada ser humano es diferente y esa es la gran riqueza individual.

  13. Responder Santiago

    La comparación nunca puede ser, ni valedera, si partimos de la base que todos somos seres completamente diferentes y con pensamientos diferentes. Debemos aceptarlos como somos , sin importar el de al lado. Disfrutar de ambas cosas, de uno y del otro. Y saber valorarnos y valorar a nuestro prójimo.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.