Escucha activa

Comparte esta historia
Que regalo le hacemos al otro dedicando tiempo para escucharlo activamente

TE PIDO QUE ME ESCUCHES 

Cuando te pido que me escuches y tú empiezas a aconsejarme, no estás haciendo lo que te pido.

Cuando te pido que me escuches y tú empiezas a decirme que yo no debería sentirme así, no estás respetando mis sentimientos. 

Cuando te pido que me escuches y tú piensas que debes hacer algo para resolver mi problema, estás decepcionando mis esperanzas. 

¡Escúchame!, todo lo que pido es que me escuches, no que me hables ni que te tomes molestias por mí. 

Escúchame, solo eso. 

Es fácil aconsejar, pero yo soy capaz; tal vez me encuentre desanimado y con problemas, pero no soy incapaz. 

Cuando haces por mí lo que yo mismo puedo y tengo necesidad de hacer, no estás haciendo otra cosa que atizar miedos y mi inseguridad. 

Pero cuando aceptas simplemente que lo que siento me pertenece a mí, por muy irracional que sea, entonces no tengo por qué tratar de hacerte comprender más, y tengo que empezar a descubrir lo que hay dentro de mí.” 

Arnaldo Pangrazzi

La escucha activa del coach ayuda al coachee a desanudar sus pensamientos

Esta poesia nos recuerda como nos sentimos a veces cuando pedimos ser escuchados. No queremos ser juzgados, no deseamos ser interrumpidos o recibir consejos que no pedimos. Tampoco buscamos transferir nuestros problema a otros, ni esperamos que nos busquen una solución al desafío que se nos presenta.

Tenemos la necesidad de expresar en voz alta nuestros pensamientos para reflexionar sobre ellos. Deseamos que quién nos escucha sea un espejo que refleje nuestros dichos y que con su silencio o pequeñas frases nos ayude a reflexionar.  

El trabajo que el coach hace para su coachee es escucharle y darles un espacio para oírse pensar.  La mayoría de la personas no se dan el lujo de oír sus pensamientos,  ni tienen quien las escuche.  Así es como una sesión de Coaching termina siendo el momento para que este par de eventos sucedan simultáneamente.

Como coaches uno de los mayores servicios que prestamos es el de escuchar activamente lo que alguien tiene para decir.

Ricardo Zamponi

Video:  ¿Qué es la escucha activa?

Mediante la escucha activa establecemos una verdadera comunicación

Comparte esta historia

About the Author: Ricardo Zamponi

COACH PERSONAL Y EJECUTIVO MBTI PRACTITIONER
Coach entusiasta , apasionado por el desarrollo de las personas y la formación de equipos de alto rendimiento.

20 Comments

  1. Responder Nicolas Jaramillo

    Claro está que aveces queremos desahogarnos y pedimos que alguien nos escuche sin el ánimo de ser juzgado criticado o aconsejados, simplemente queremos hablar. Alinear nuestras ideas y reflexionar.

    Como siempre nos traes grandes textos

    • Responder Maria

      Está reflexión nos hace pensar y revisar nuestras actitudes. Muchas veces por el ajetreo de la vida cotidiana nos volvemos ansiosos y no préstamos adecuada atención a lo que intenta alguien transmitirnos. Sí, es un buen pensamiento para iniciar el día.

  2. Responder Ana

    Tan cierto! La escucha del otro es ni más ni menos que la oportunidad de escucharnos a nosotros mismos, lo que es importante, necesario y saludable. Gracias Ricardo por la reflexión!

      • Responder Santiago

        Muy bueno y muy cierto querido primo…a veces en el afán de ayudar y de atolondrado no más, en lugar de escuchar, tratamos de solucionar algo, y ese no es el camino….era más simple, tan simple y complejo como escuchar y escucharnos….

  3. Responder Carlos Caballero

    Escuchar activamente que escuchemos holisticamente a la otra persona ! Excelente reflexión!

  4. Responder Enrique

    Es verdad, poner la oreja no es un arte fácil. En rigor, es un arte que vale la pena porque permite tener a mano otras miradas, lo que induce -si se sabe escuchar- a mejorar la propia. Como todo arte hay que practicarlo en el sentido que sugiere el mensaje propuesto.

  5. Responder Emiliano

    Es muy cierto. A veces sólo necesitamos escucharnos. Por está razón sólo elegimos una persona y no muchas para expresarnos.

  6. Responder Facundo camporeale

    A veces en la comunicación lo más difícil es escuchar al otro, comprender su postura tal cual es y respetar al otro al punto de no querer modificar su pensamiento o su expresión. Ocurre mucho cuando debatimos cuestiones sociales o políticas donde, en general, uno quiere que el otro termine pensando igual uno mismo, y nunca va a ser así. Por eso, lo mágico y dificultoso que resulta hoy en día el simple hecho de escuchar

  7. Responder Adriana Ojeda

    El bello arte de escuchar!!! Qué bonito es resonar con el otro y tan sólo sentir su vibración y permitir que se expanda en ese espacio entre ambos y dejarla fluir! Me encantaría aprender a escuchar!

  8. Responder Alberto

    Buenísimo. No sé escuchar, y que bueno es encontrar ese espejo que nos ayude a reflexionar sobre nuestras falencias casi sin intervención alguna. Imagino que no debe ser fácil ser ese espejo, para ayudar a reflexionar. Gracias por compartir.

  9. Responder Juliana Malacalza

    Es muy cierto. Es importantísimo saber escuchar sin juzgar y permitir al otro poder expresarse libremente y reflexionar!!
    Muy buena reflexión Ricardo!!

  10. Responder María Cecilia

    Tal cual! Además, cuando tenemos esa necesidad y el otro se pone a darnos lección y decirnos qué tenemos que hacer, en vez de ayudarnos, nos fomenta más nuestra angustia, se vuelve contraproducente. Gracias por esta reflexión!

  11. Responder Teresa

    La habilidad de escucharse a sí mismo es un gran desafío ya que los seres humanos siempre se preocupan más por la crítica externa que por lo que sus valores dictan. Teniendo a un coach cómo Ricardo facilita enormemente este proceso.

  12. Responder Claudia Sambartolomeo

    Es una buena reflexión, yo no jusgo a nadie pero a veces cuando me cuentan algo doy un consejo y la verdad no había pensado que tal vez no lo necesitan y solo buscan desahogarse.
    Gracias Ricardo!!!!

  13. Responder Mariano

    Escuchar y registrar. No es un proceso de comunicación, es uno analítico. Proceso que requiere no solo comprender desde el yo lo que le pasa al otro, sinó ponerse en sus zapatos. Sintetizar la narrativa en puntos relevantes y unirlos como los dibujos que hacíamos de chicos. Muchas veces ese dibujo no tiene nada que ver con el que la persona estaba describiendo. Abrazo

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.