Permanecer Centrado

Comparte esta historia
Permanecer Centrado

Amrapali era muy hermosa. Un día estaba de pie en su terraza y vio a un monje budista. Nunca se había enamorado de nadie y se enamoró de él de repente; un hombre joven con gran presencia, conciencia, gracia. Su manera de andar…. Corrió a él y le dijo: – Dentro de tres días va a empezar la estación de las lluvias….. Los monjes budistas no se trasladan durante los cuatro meses que duran la época de las lluvias. – Te invito a quedarte en mi casa durante esos cuatro meses, dijo Amrapali

– Se lo preguntaré a mi maestro. Si me lo permite, vendré, respondió el joven monje. El monje vino, tocó los pies de Buda y le contó la historia.

– Me ha pedido que me quede cuatro meses en su casa. Le he dicho que se lo diría a mi maestro, y por eso he venido……. Lo que tú digas.

Buda le miró a los ojos y dijo: – Puedes quedarte allí.

Fue una gran sorpresa. Diez mil monjes…. Se hizo un gran silencio, pero había mucho enfado, muchos celos. Cuando el monje se fue a casa de Amrapali, los demás empezaron a comentar:Toda la ciudad esta asombrada. Solo se habla de una cosa: que un monje budista está en casa de Amrapali.

Guardad silencio – dijo Buda-, confío en mi monje. Le he mirado a los ojos y no he visto deseo en ellos. Si hubiera dicho que no, él no lo habría sentido en lo absoluto. Le dije que si…. Y él se ha ido. Confío en su conciencia, en su meditación. ¿Por qué estáis tan agitados y preocupados?

Cuatro meses después el monje volvió, tocó los pies de Buda y detrás de el venía Amrapali, vestida como una monja budista. Tocó los pies de Buda y dijo: – He intentado mis mejores artes para seducir a tu monje, pero fuel él quien me sedujo a mí. Me he convencido con su presencia y con su conciencia de que la verdadera vida es la que se halla a tus pies.

Y Buda dijo a la asamblea ¿Estáis ahora satisfechos o no?

Si la meditación es profunda, si la conciencia es clara, nada puede alterarla. Y Amrapali se convirtió en una de las mujeres iluminadas entre los discípulos de Buda.  

Oráculo de Osho de la transformación

Permanecer Centrado

Reflexión

            El monje del relato nos enseña qué cuando estamos focalizados en lo que queremos, lo que nos rodea pierde la capacidad de alterarnos. Si trabajamos descubriendo quienes somos y que queremos, podremos vivir sin ser perturbados por el mundo que nos rodea.

En esta historia también podemos ver como los otros discípulos de Buda, ya sea por celos, sus propios miedos a ser tentados, o por el que dirán en el pueblo, desaprueban la decisión de Buda. ¿Están ellos centrados en lo que quieren? 

Ricardo Zamponi

Cuento Escogido : El leon temeroso

Comparte esta historia

About the Author: Ricardo Zamponi

COACH PERSONAL Y EJECUTIVO MBTI PRACTITIONER
Coach entusiasta , apasionado por el desarrollo de las personas y la formación de equipos de alto rendimiento.

10 Comments

  1. Responder Maria

    Da mucha paz leer esta historia. Te transporta a un lugar muy diferente al que vivimos cada día. Hace vivir un buen momento. Gracias.

  2. Responder Ana

    Que bueno volver a leerte Ricardo! Gracias! Veo en esta historia 3 relatos: el de la convicción del monje (sabiamente advertida por el Buda), que su vez ayuda a la joven a encontrar su verdadero centro y también pone de manifiesto la falta de enfoque de los demás monjes, que se “distraen” con asuntos ajenos…una actitud tristemente universal.

  3. Responder Ruben Santurian

    Gracias Ricardo por el contenido de tu escritura, sin nlugar a dudas si la conviccion por los objetivos es fuerte, no hay lugar a que no se llegue a la meta.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.